Sensaciones extras

Notapor kaoru weasley » Jue Feb 17, 2011 6:35 am

Realmente el muchacho estaba muy bien, y todo lo que hacia lo estaba perturbándolo al punto de ya no querer esperar mas, pero le gusto en demasía que le suplicara, que cuando lo oyó solo dio un gemido combinado con una risa malvada, disfrutando ese roce de ambos miembros juntos, pero el no se la pondría fácil, por eso se incorporo hacia delante jalándolo a el un poco para poder tener sus labios juntos a los suyos y solo rozándolos le dijo:

- Pretendes venirte antes que yo, quieres venirte antes de que disfrute de tu dulce boca en mi sexo… te doy la oportunidad y tú ya te quieres venir… sin atenderme?

Su voz era maliciosa, lujuriosa, quería hacerlo padecer un poco y le gustaba mucho el hecho de que estaba con los ojos vendados pero podía ver la cara de angustia de Kei y tan solo imaginárselo sonreía sin parar, mientras le dijo esto ya había tomado con una de sus manos parte de la mano del ajeno y comenzó el mismo a moverlos, sabia que eso lo haría venirse y eso lo disfrutaba mucho, podía sentir su propio sexo latiendo descontrolado, por eso se detuvo y soltó el agarre que tenia el ajeno y tomo su cabeza guiándola a su miembro.

- Vamos, quieres venirte, primero atiende a tu amo –su voz era suave y llena de deseo a su vez que le acariciaba la cabeza de forma ansiosa y morbosa- y si lo haces bien –dijo sarcásticamente- seré agradecido y podrás venirte si quieres pero saboreando de mi en todo momento.

Luego que le dijo esto se tumbo otra vez a la cama y espero ansioso por sentir la boca húmeda de aquel joven que se había vuelto no solo osado sino también muy hábil para esos menesteres.
Avatar de Usuario
kaoru weasley
 
Mensajes: 186
Registrado: Sab Nov 20, 2010 5:29 am

Notapor Kokoro Kei » Dom Feb 20, 2011 6:17 am

El chico sintió la cercanía de su amo hablándole en los labios, con voz sensual, llamándole la atención por querer correrse antes que él, jadeante y con un hilillo de voz el rubio le respondió..

-no amo, no quiero dejar de atenderle…

Kei no reclamo, ni explico el porque de su solicitud, no dijo más en esos instantes no tenía cabeza para explicar la situación…veía como su amo se regocijaba con su padecer… ”maldición!!!...me deje llevar!”….Kaoru había de nuevo picado su orgullo, el chico había perdido su objetivo que era el de complacer a su amo….”le demostrare lo que puedo hacer” ….el chico jadeaba, tratando de controlar su respiración y de controlar sus ganas, daba gracias de no verle a los ojos, aun así la fuerte personalidad de su amo lo abrumaba, pero tenía la firme convicción de demostrarle a su amo que él podía hacerlo bien y que soportaría el dolor para no terminar tontamente…..

Sintió como Kaoru le tomaba la mano que tenía sujeta a sus miembros empezando a moverlos, Kei no pudo silenciar un fuerte gemido de placer y enojo, frunciendo el ceño apretando los dientes, sintiendo que se vendría en cualquier momento, a punto estaba de correrse cuando su amo le despego las manos de sus sexos palpitantes y llorosos, hablándole de nuevo y guiándolo para que empezara con “el beso del olvido”…acariciándole la cabeza de una manera tan provocativa, haciendo que el chico se estremeciera con su contacto, escuchando lo que su amo decía… Kei tenía a unos centímetros de su boca el turgente miembro de Kaoru, podía muy fácilmente empezar con la faena y lo haría, empezaría, pero se tomaría su tiempo, había retomado de nuevo su objetivo de hacer disfrutar a su amo y de disfrutarlo, porque en ese momento Kaoru era “todo suyo”…

El rubio esbozo un sonrisa, una sonrisa extraña mezcla de furia y venganza, esa sonrisa que rara vez se le veía, esa sonrisa que solo aparecía cuando él estaba a punto de hacer algo “malo”….Kaoru lo había llevado a su límite, ese límite que Kei mantenía oculto porque terminaba haciendo mucho daño…pero esta vez estaba consciente y lo canalizaría para el beneficio de ambos.

Con voz aun ronca pero segura y determinante, levantando la cabeza mirándolo traviesamente se dirigió a su amo que estaba de nuevo en su posición esperando las caricias de su sumiso..

-espero que esté listo amo Kaoru...

Terminando de decir estas palabras Kei bajo de nuevo, pasando su lengua lentamente y sin pudor alguno desde los testículos hasta la punta del falo dejando a su paso un camino invisible pero brillante de saliva, para después moverse de donde estaba, bajándose de las piernas de su amo, quedando de rodillas a un lado de este, tomando ambas piernas de Kaoru acariciándolas y besándolas para luego juntarlas sin dejar espacio entre ellas, para después tomarlas por debajo de las rodillas, flexionándolas, sin despegar los pies de su amo de la cama, hasta quedar estas a la altura del pecho de Kei, para después separarlas de un solo movimiento, quedando para el rubio una vista de lo más suculenta….”yumiiii!!!” pensó, relamiéndose los labios de forma sugestiva….

Kei se empezó a mover por la cama en cuatro patas, moviéndose silenciosamente cual gato asechado su presa, cuando llego a su objetivo dirigió una de sus manos a acariciar entre la ingle y la base de este, Kei aun sentía el dolor, pero de alguna manera era soportable y ya no lo desesperaba tanto…”esto es delicioso” pensó, estaba aprendiendo a disfrutar de cada segundo de placer, que no solamente el recibir era satisfactorio sino que el dar era mucho mejor, sobre todo el deleite que era complacer a su amo y de entregarse a él con todo su ser…

Bajo de nuevo y empezó a besar la otra ingle, esa pequeña hendidura lo enloquecía, era tan tierna la carne ahí, tan caliente y suave….chupaba, lamia, besaba sin consideración alguna, después bajando hasta llegar a los testículos que beso y chupo con gran dedicación, su mano había viajado de donde estaba hasta llegar más arriba de la base del miembro de Kaoru, tomándola y apretando con delicadeza empezando a subir y a bajar la mano lentamente en esta…Kei, estaba en una posición de lo más erótica… hincado frente a su amo, con sus caderas hacia arriba con las nalgas redondas y pequeñas al aire, se podía ver en todo su esplendor aquella pequeña y rosada entrada, como un botón de rosa, que se contraía más a cada jadeo de su dueño, pidiendo ser tomada…el rubio seguía con su labor y sin más demora introdujo de una sola vez el miembro de Kaoru en su boca, ayudándose con una mano, invadiendo esta su lengua hasta llenar su garganta, mientras que con la otra mano empezó a dar pequeños masajes en los testículos de Kaoru acariciando todo lo que tenía a su alcance, para así comenzar a sacar y a meter tan turgente piel, Kei sentía los latidos de esta, la dureza y la textura lo hacían delirar…. y el sabor, el delicioso sabor de este lo hacía pensar en los más ricos manjares., Kei chupaba, succionaba sin contemplación alguna, su saliva con la esencia de Kaoru se deslizaba por todo el miembro de este, el rubio volvía a gemir….a extasiarse … esta vez seguiría hasta dejar satisfecho a su amo..

El chico poco a poco fue intensificando el movimiento, de afuera hacían adentro, su lengua se movía acariciando la piel sintiendo las venitas y la textura de esta, llegado casi a sacarla de su boca para solo chupar y succionar el glande con gran devoción, mientras hacía eso metía la lengua hurgando en el pequeño orificio como buscando algo llevándose con esta la dulce esencia de su amo, saboreándolo, para después volvérsela a meter por completo aumentado el ritmo de sus movimientos...
Avatar de Usuario
Kokoro Kei
Aprendiz
 
Mensajes: 65
Registrado: Sab Nov 20, 2010 4:37 am

Notapor kaoru weasley » Sab Feb 26, 2011 8:05 am

En aquella celda testigo de cómo ese ajeno había dejado toda actitud negativa; el chico, era realmente bueno y mas aun, el pudor, vergüenza y conciencia, ya casi no existía en este muchacho, mientras pensaba en todo esto y mas, Kaoru iba disfrutando de las atenciones que ese ajeno le demostraba a cada paso, a cada acción, que se había superado, también notaba que ya no le tenia miedo, le agradaba eso, a su vez se deleitaba con su afán de satisfacerlo, hasta que hablo con voz llena de gusto.

- Buen muchacho… se que eres capaz de satisfacerme por completo, eso me da mucho gusto.

Mientras se lo decía el se sentó en la cama, aquel jueguito de seducción que le había preparado Kei debía terminar, ya que estaba claro de lo que era capaz y de que tenía iniciativa propia, se saco la venda de los ojos y lo quedo mirando fijamente, mientras daba los últimos jadeos suaves dando pase al clímax que ya no quería aguantar, para lo cual, luego de respirar profundo y darle pequeñas caricias a la cabeza de su hábil aprendiz, dijo intentando controlar no solo su respiración sino también su voz.

- Me agrada que seas así, suelto y relajado, sin miedos –sonrió, tomo el sexo del muchacho y despacio comenzó a masajearlo para lograr que el se venga- tu recompensa es esta, lo has hecho muy bien, pero ahora necesitaras otro baño.

Luego que le dijo esto último, sonrió maliciosamente, pasando su mano manchada por el cuerpo de Kei despacio delineándolo deliberadamente, el gozaba verlo al hacer eso, porque sabia que era muy sensible, luego se paro despacio de la cama procurando dejarlo a un lado, tomo la bata que estaba tirado a un costado se limpio el cuerpo y luego se vistió lento, luego en su dormitorio tranquilamente se daria un buen baño de tina relajante, una vez ya bien vestido de nuevo, fue al armario saco otra bata y la dejo a un costado de la cama, lo miro directamente a los ojos tomando su tiempo para hablarle, cuando lo hizo su voz era tranquila y pausada.

- Ve a bañarte…


Sin añadir nada mas se apoyo en el armario, mirándolo mas con curiosidad que por morbo, quería saber que tan cansado estaba, además quería verlo bañarse, él sabía que era muy sensual al bañarse y quiso ante de irse observarlo, Kaoru, sabia que aquel chico era una fuente de energía aun sin aprovechar.


Última edición por kaoru weasley el Lun Mar 07, 2011 5:58 am, editado 1 vez en total
Avatar de Usuario
kaoru weasley
 
Mensajes: 186
Registrado: Sab Nov 20, 2010 5:29 am

Notapor Kokoro Kei » Dom Mar 06, 2011 7:17 am

Kei escucho hablar a su amo, felicitándolo por lo bien que lo hacía, aun así el chico no dejo de hacer lo que estaba haciendo, sintió como su amo se sentaba y poco tiempo después se corría en su boca, sintió como la tan dulce y ansiada esencia de su amo le llenaba la garganta mientras el castaño le acaricia la cabeza, Kei estaba extasiado, se sentía en el paraíso teniendo para sí a su amo.

Estaba sacando lentamente la deliciosa y caliente carne de Kaoru de su boca, mientras escuchaba lo que él le decía, cuando sintió como este tomaba su miembro y empezaba a manipularlo lenta y suavemente, fue poco el tacto que tuvo que hacer Kaoru para que este se corriera entre un ahogado gemido de placer, aferrándose este a las piernas de su amo, sintiendo pequeños pero seguidos espasmos, quedando con mirada llorosa y un hilillo de saliva corriendo por su boca y barbilla jadeante, después sintió como su amo pasaba su mano húmeda de los fluidos del rubio por su piel, haciendo que este se estremeciera soltando unos cortos y silenciosos gemidos, sintiendo después las fuertes manos de su amo tomándolo para situarlo a un costado de él, el chico sudoroso con los cabellos pegados a su frente y rostro, cansado… quedo boca abajo con la cabeza de un lado, mirando hacia donde estaba Kaoru, respirando con dificultad, con los brazos a los lados de la cabeza tapando media cara con parte del tríceps y antebrazo rodeando esta, solo tenía despejado un ojo con el cual veía los movimientos de su amo, miraba como se movía por el lugar limpiándose tan sensualmente con la bata, como se engalanaba lentamente con sus lindas ropas, aceptaba gustoso que su amo era muy atractivo, realmente hermoso, cerrando por unos instantes los ojos como capturando en su mente la hermosa imagen que tenía enfrente….abriéndolos después lentamente, vio a su amo que le había dejado otra bata para volverse a bañar, tenía que levantarse y así lo hizo.

Kei fue deslizando sus brazos y manos para incorporarse lentamente por la cama, sintiéndose algo pesado, lo fue haciendo hasta quedar sentado a la orilla de ella, mientras veía la bata que tenía que tomar, se relamió los labios lenta y distraídamente, tomo la bata pasándola por detrás de sus hombros, mientras que con la otra mano se llevaba unos mechones de cabello detrás de su pequeña oreja, se levantó dando pequeños pero firmes pasos, a medio camino se inclinó para tomar la toalla que minutos antes había caído, aunque nunca supo cuándo se había deslizado esta de su cuello…llegando hasta la puerta del baño se detuvo, mirando de soslayo a su amo el rubio comento en voz baja y algo ronca…

-me bañare solo (haciendo una pausa apareciendo una dulce sonrisa con un aire de inocente coquetería en su rostro) de nuevo…. (para después seguir su camino, él deseaba que su amo se quedara para bañarse juntos, pero era algo que solo el amo decidiría, aun así el rubio solo dejo la invitación abierta y el chico aceptaría lo que su amo decidiera para bien o para mal, teniendo la posibilidad de que su amo se fuera en silencio como siempre lo hacía o se quedara, esta vez Kei no pediría ni se aferraría a Kaoru, el chico aceptaba gustoso lo que su amo quisiera hacer)

El chico muy relajado y tranquilo entro al baño dejando la bata y la toalla colgadas en un perchero, para después pararse frente al espejo, esta vez lo hacía porque él quería, era la primera vez que el reflejo que el espejo le devolvía era agradable a sus ojos, se miró con alegría, tocándose la cara levemente aun algo manchada, le gustaba como se veía y por primera vez era feliz con su aspecto, fijo también su mirada a las mordidas y chupetones que le había dejado su amo por su hombro y pecho, las toco suavemente con la yema de los dedos, sonriendo algo avergonzado “tal vez no tenga un lindo tatuaje como mi amo…. Pero, para mí esto es más hermoso porque me los hizo él con su boca y dientes” pensó alegre, se siguió mirando por unos instantes, el rubio no se apresura a bañarse porque su amo no se lo había indicado, aun así prefirió dirigirse a la regadera abriendo el grifo del agua regulando la temperatura haciendo que esta saliera no caliente ni fría, sino templada, pensando “baño, baño, baño….si sigo así, me volveré el hombre invisible” soltando una risita traviesa…

Metiéndose pues debajo del agua, esta salía en forma de lluvia ligera, pero aun así mojaba perfectamente, levantando la cabeza cerrando los ojos, haciendo que el agua callera desde su rostro viajando en picada por todo su cuerpo, moviéndose lentamente, llevo sus manos a la cabeza, tomando con ellas todo el cabello arrastrándolo hacia atrás, deslizando las manos por la base de su cabeza, cuello y hombros suavemente, hasta dejar relajados los brazos a los lados de su cadera, fueron solo unos segundos en los cuales dejo que el agua lo envolviera….después bajo la cabeza, cerrando la llave del agua, dirigió su mirada a la canastita con las cosas del aseo, tomando un poco de shampoo, empezando a dar pequeños masajes en la cabeza haciendo espuma, lenta y suavemente, Kei aun abrigaba la sensación de las manos de su amo acariciando su cabello, le había gustado muchísimo que lo acariciara así, cerró los ojos disfrutando el momento….el rubio se sentía diferente, relajado, tranquilo, se sentía completo, se sentía….libre….libre de prejuicios, miedos, depresiones….era algo ilógico ya que estaba más prisionero que en su antiguo hogar pero, se sentía bien consigo mismo, había roto todas las cadenas que tenia de baja autoestima y dolor, por fin entendía claramente lo que Koko le había dicho, ahora sintiéndolo más parte de él…todo esto gracias a su amo… y aunque Kaoru nunca lo quisiera como Kei lo quería, él seguiría a su lado hasta que su amo quiera tenerlo con él, Kei no quería pensar en abandonos o despedidas, solo se enfocaría de ahora en adelante en disfrutar el momento y satisfacer a su amo…

Se enjuago suavemente la cabeza, para después tomar la esponja, iba a tomar la barra de jabón cuando se dio cuenta que había otro bote de shampoo, tomándolo leyó “jabón corporal” más abajo se leía “con esencia de melocotón y durazno”, destapándolo y llevándolo a su nariz aspiro el delicado aroma…”mmmmm…huele delicioso” así que prefiero usar el jabón líquido depositando un poco en la esponja húmeda, para después hacer un poco de espuma con ella, así haciendo movimientos circulares empezó a enjabonarse….lentamente empezó a pasar la esponja por su piel, Kei disfrutaba de las caricias que el mismo se daba, miraba su piel y le gustaba, el chico se estaba conociendo, explorando, redescubriendo y enamorando de sí mismo, con sus dos manos acariciaba su piel suave y lentamente, cerrando los ojos disfrutando de esas deliciosas sensaciones…fue bajando sus manos por su cuerpo hasta que llego a sus nalgas, las cuales enjabono con amor, poco a poco entre movimientos circulares fue metiendo una de sus manos entre ellas, aun sentía el sexo latiente de a su amo en ese lugar, mientras que la otra se deslizaba al frente para acariciar su bajo vientre, enredando sus dedos en sus vellos rubios, soltando un leve suspiro, Kei estaba sonrosado, recordando aun con los ojos cerrados, disfrutando de su piel, soñando despierto ….
Avatar de Usuario
Kokoro Kei
Aprendiz
 
Mensajes: 65
Registrado: Sab Nov 20, 2010 4:37 am

Extraña banda negra

Notapor sarrramartin » Mié Abr 23, 2014 8:59 pm

Hola,
Tengo un problema,
Me sale una zona en la parte superior de color peor unicamente en esta web.
Pero si entro con el celular no esta.
7
sarrramartin
Amo
 
Mensajes: 1
Registrado: Mar Abr 22, 2014 9:12 am

Anterior

Volver a Celdas

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados

mostrar